5-Fluorouracilo

Propiedades farmacológicas del 5-fluorouracilo

Acción terapéutica.

Antineoplásico.

Propiedades.

Se considera que el 5-fluorouracilo tiene acción específica de la fase S del ciclo de división celular. La actividad se produce como resultado de su conversión a un metabolito activo en los tejidos e incluye la inhibición de la síntesis de DNA y RNA. Atraviesa la barrera hematoencefálica y los metabolitos activos se localizan dentro de la célula. Se metaboliza con rapidez (1 hora) en los tejidos y produce un metabolito activo, el monofosfato de fluoxuridina. La degradación catabólica tiene lugar en el hígado. Se elimina en forma primaria por vía respiratoria 60% a 80%, como dióxido de carbono, y en forma secundaria por vía renal 15%, inalterado, en la primera hora.

Indicaciones.

Carcinoma de colon, recto, mama, estómago, páncreas, vejiga y próstata. Las indicaciones de los antineoplásicos, su dosificación y pautas de administración están en constante revisión. En su forma tópica está indicado para enfermedades cutáneas precancerosas y carcinomas superficiales de células basales.

Dosificación.

Adultos: administración IV: inicialmente, 7mg a 12mg/kg/día durante 4 días; si después de 3 días no se ha producido toxicidad, 7mg a 10mg/kg cada 3 o 4 días durante un ciclo total de 2 semanas o 12mg/kg durante 5 días; si después de 1 día no se ha producido toxicidad, 6mg/kg en días alternos durante 4 o 5 aplicaciones en un ciclo total de 2 semanas; mantenimiento: 7mg a 12mg/kg con intervalos de 7 a 10 días o 300mg a 500mg/m2 al día durante 4 o 5 días repetidos en forma mensual. Prescripción límite para adultos: hasta 800mg/día. Forma tópica: carcinomas superficiales de células basales: extender crema sobre la piel dos veces por día en cantidad suficiente para cubrir las lesiones, durante un período de 3 a 6 semanas como mínimo y hasta 12 semanas; queratosis actínica o solar: aplicar la crema 1 o 2 veces al día en cantidad suficiente para cubrir las lesiones.

Reacciones adversas.

Ampollas: muchos de los efectos secundarios son inevitables y representan la acción farmacológica del medicamento, por ejemplo leucopenia y trombocitopenia; diarrea, fiebre, dolor de garganta, pérdida de pelo, náuseas, vómitos, debilidad y disnea. Forma tópica: respuesta inflamatoria por reacción alérgica, sensación de escozor, fotosensibilidad, prurito, exudado y rash cutáneo.

Precauciones y advertencias.

Se recomienda reducir la dosificación en pacientes con disfunción hepática o renal. No debe administrarse por vía intratecal debido a su neurotoxicidad. El fluorouracilo es un medicamento tóxico en extremo y la terapéutica debe interrumpirse al primer signo de diarrea, esofagofaringitis, hemorragia en cualquier sitio, estomatitis, trombocitopenia, vómitos intratables. La terapéutica se reiniciará con una dosis más baja. El fluorouracilo se puede utilizar en combinación con otros fármacos en distintos protocolos, lo que puede alterar la incidencia o severidad de los efectos secundarios y pueden emplearse distintas dosificaciones. En la forma tópica, evitar el contacto con ojos, nariz y boca. Se recomienda evitar su administración durante el primer trimestre del embarazo y durante el período de lactancia por sus efectos adversos, mutagenicidad y carcinogenicidad. Los efectos depresores de la médula ósea pueden dar lugar a un aumento de la incidencia de infecciones microbianas, retraso en la cicatrización y hemorragia gingival.

Interacciones.

Los medicamentos que producen discrasias sanguíneas, los depresores de la médula ósea o la radioterapia pueden aumentar los efectos depresores de la médula ósea del fluorouracilo.

Contraindicaciones.

Varicela existente o reciente, herpes zoster. Deberá usarse con extrema precaución en presencia de depresión de la médula ósea, disfunción hepática, disfunción renal e infección.