Aspirina

Propiedades farmacológicas de la aspirina o ácido acetil salicílico

Mecanismo de acción

La aspirina (ácido acetil salicílico) Inhibe la ciclooxigenasa y disminuye la síntesis de prostaglandinas, implicadas en el dolor y la respuesta inflamatoria. Esa acción justifica sus efectos analgésicos periféricos, antiinflamatorios y antitérmicos aunque existen además, mecanismos centrales a nivel del SNC.

La inhibición de la ciclooxigenasa plaquetar disminuye su agregación, prolongando el tiempo de sangrado también por actuación sobre la síntesis hepática de factores de la coagulación vitamina K dependientes. Aumenta la vasodilatación periférica y la sudoración. Acción directa sobre la mucosa gástrica y disminución del flujo renal por inhibición de las postraglandinas.

Farmacocinética

Rápida absorción gastrointestinal. Concentraciones pico a 0.25-2h. Concentraciones plasmáticas analgésicas 100 mg/ml, antinflamatorias 150-300 mg/ml, si >300 mg/ml, tinnitus, si >400 mg/ml, reacciones tóxicas severas. Inicio acción 5-30 min, pico 15-120 min, duración 3-6 h. Vida media 15-20min. Metabolización hepática, excreción renal.

Indicaciones

Tromboembolismo arterial. Fiebre. Artritis reumatoide juvenil. Dolor. Osteoartritis. Isquemia cerebral transitoria. Tratamiento del IAM. Prevención secundaria del IAM.

Posología y vía de administración

Antiinflamatorio y analgésico. 2.5-5.4 gr/d VO c/4-6h. – Artritis reumatoide juvenil. 2.4-3.6 gr/d VO c/4-6h. – Dolor ligero y fiebre. 325-650 mg VO c/4h. – Isquemia cerebral transitoria: 650 mg VO c/12 h ó 325 mgc/8h. – Infarto agudo de miocardio y válvulas protésicas cardíacas: 160-325 mg VO c/24h.

Efectos secundarios

Los más frecuentes son los gastrointestinales: nauseas, vómitos, dispepsia y otras alteraciones gástricas, úlcera gastroduodenal, gastritis. Disminuyen con alimentos en relación a la dosis. La hemorragia gastrointestinal, no disminuye con los alimentos. La aparición de tinnitus es dosis dependiente y aparece > a 300 mg/ml. En los pacientes con pólipos nasales puede provocar broncoespasmo, urticaria y angioedema. Hepatitis dosis dependiente y reversible. Reacciones dermatológicas infrecuentes.

Contraindicaciones. Precauciones

Contraindicado en el ulcus péptico, tratamiento con metrotrexate e hipersensibilidad a aspirina. Precaución en pacientes hemofílicos y otros procesos hemorrágicos. Debe suspenderse una semana antes de los procedimientos quirúrgicos. Monitorizar la función hepática cuando se administra a altas dosis o en enfermos con hepatopatía previa. Dosis altas pueden provocar hipoprotrombinemia que revierte con vitamina K. Riesgo de hipersensibilidad en pacientes asmáticos y con pólipos nasales. En embarazadas se incrementa el riesgo de abruptio placentae. Se asocia síndrome de Reye en niños con infección varicela o influenza, por lo que no debe administrarse aspirina para tratar la fiebre si se sospecha de una infección viral.

Interacciones

El riesgo de sangrado aumenta en tratamientos anticoagulantes orales o EV (heparina, fibrinolíticos). Dosis elevadas pueden provocar hipoglicemia y potenciar el efecto de los hipoglucemiantes orales. Su administración concomitante con corticoides y antiinflamatorios no esteroideos potencia la toxicidad gastrointestinal. Está totalmente contraindicada en los pacientes con tratamiento con metrotrexate (retrasa su eliminación renal y favorece su toxicidad). Reduce el efecto de la fenitoína. El consumo de alcohol incrementa el riesgo de irritación gástrica. Puede aumentar la toxicidad de la zidovudina.

Intoxicación. Sobredosificación

La ingestión aguda de 150-200 mg/kg de peso puede producir intoxicación ligera. Intoxicaciones severas con dosis > a 300-500 mg/kg, intoxicación crónica con ingesta de 100 mg/kg/d durante más de 2 días. La intoxicación aguda cursa con tinnitus, letargia e hiperventilación, alcalosis respiratoria y acidosis metabólica. En las intoxicaciones severas se producen convulsiones, coma hipoglucemia, hipertermia, edema pulmonar e incluso la muerte. En la intoxicación crónica el cuadro es inespecífico con deshidratación, confusión, deshidratación, acidosis metabólica, edema cerebral y pulmonar. En la sospecha de intoxicación monitorizar los niveles plasmáticos de salicitatos. Será útil el lavado gástrico y la administración de carbón activado (50-100 gr c/3-5h si la ingesta es > a 30-60 gr). Diuresis alcalina, hemodiálisis hemopersusió y carbó activado son efectivas