Cefaclor

Propiedades farmacológicas del cefaclor

Cefaclor es un antibiótico cefalosporínico semisintético para administración oral. Es el ácido 3-cloro-7-d (2-fenilglicinamido)-3-cefem-4 carboxílico.

MECANISMO DE ACCIÓN

Farmacología humana – Cefaclor es bien absorbido después de su administración por vía oral tanto con las comidas como entre las comidas ; sin embargo cuando se administra el Cefaclor junto con los alimentos, la concentración sérica máxima obtenida es de 50 a 75% de la que se alcanza cuando el medicamento se administra en ayunas y generalmente ocurre tres cuartos de hora a una hora más tarde .

Dentro de los 30 a 60 minutos de haber administrado dosis de 250 mg , 500 mg y 1 g a pacientes en ayunas, se obtuvieron concentraciones séricas máximas medias de aproximadamente 7,13 y 23 mg/litro, respectivamente.

Aproximadamente 60 al 85% del medicamento es excretado inalterado en la orina dentro de las 8 horas, y la mayor parte es excretado en las 2 primeras horas. Durante este período de 8 horas, las concentraciones urinarias máximas después de administrar dosis de 250 mg, 500 mg y 1 g , fueron aproximadamente de 600, 900 y 1900 mg/litro, respectivamente.

La vida media en suero en individuos normales es 0,6 a 0,9 horas. En los enfermos con disminución de la función renal, la vida media en suero de Cefaclor se prolonga un poco. En los individuos con supresión de la función renal, la vida media biológica de la molécula intacta es de 2,3 a 2,8 horas. No se ha determinado cuales son las vías de excreción en enfermos con deterioro importante de la función renal.

La hemodiálisis acorta la vida media del medicamento un 25% a 30%.

Microbiología- Los estudios in vitro demuestran que la acción bactericida se debe a la inhibición de la síntesis de la pared celular. Si bien los estudios in vitro han demostrado la susceptibilidad al Cefaclor de la mayor parte de las cepas de los microorganismos mencionados a continuación, se desconoce la eficacia clínica para infecciones distintas de las incluidas en esta sección.

Aerobios , gram-positivos :

Estafilococos, incluso cepas coagulasa-negativa y productoras de penicilinasa. In vitro se observa que los estafilococos demuestran resistencia cruzada entre el Cefaclor y los antibióticos tipo meticilina.

Streptococcus pyogenes.

Streptococcus pneumoniae.

Aerobios , gram-negativos :

Moraxella (Branhamella) catarrhalis.

Haemophilus influenzae, incluso la mayoría de las cepas resistentes a la ampicilina productoras de beta lactamasa.

Escherichia coli.

Proteus mirabilis.

Klebsiella SP.

Citrobacter diversus.

Neisseria gonorrhoeae.

Anaerobios :

Propionibacteria acnés y Bacteroides sp (con excepción de bacteroides fragilis).

Especies de peptococos y especies de peptoestreptococos.

Nota: Los estafilococos resistentes a la meticilina y la mayoría de las cepas de enterococos (Enterococcus faecalis[antes Streptococcus faecalis] y Enterococcus faecium [antes Streptococcus faecium]) son resistentes al Cefaclor y a otras cefaslosporinas. El Cefaclor no es activo contra la mayoría de las cepas de especies de Enterobacter, Especies de Serratia, Morganella morganii, Proteus vulgaris, y Providencia rettgeri. No tiene actividad contra especies de Pseudomonas y especies de Acinetobacter.

Pruebas de susceptibilidad

Técnicas de difusión- Los métodos cuantitativos que requieren la medición de zonas de diámetro proporcionan el estimado más preciso de susceptibilidad antibiótica. Uno de estos procedimientos estandarizados que se ha recomendado para uso con discos, es la prueba de susceptibilidad de los microorganismos a la cefalotina que emplea discos de 30 mg de cefalotina.

La interpretación incluye la correlación de los diámetros obtenidos en la prueba con discos con la concentración inhibitoria mínima (CIM) para Cefaclor.

Los reportes del laboratorio que proporcionen los resultados de la prueba de susceptibilidad con un disco de 30 mg de cafalotina se debe interpretar de acuerdo con los siguientes criterios:

Zona de diámetro (mm) Interpretación
³18 Susceptible
15-17 Moderadamente susceptible
£14 Resistente

 

Aunque el espectro de actividad del Cefaclor es cualitativamente similar al de la cefalotina y al de las otras cefalosporina de primera generación, su actividad contra H. influenzae es considerablemente mayor a la de las cefalosporinas de primera generación. Por este motivo, se puede utilizar un disco de 30 mg de Cefaclor para determinar la susceptibilidad de H. influenzae utilizando el método descrito por el NCCLS. Al hacer pruebas con H. influenzae (en agar de Mueller-Hinton suplementado con hemoglobina y un suplemento VX comercial) u otros microorganismos , los criterios para la interpretación de los diámetros de zonas son idénticos a los utilizados para el disco de cefalotina: ³18 mm, Susceptible; 15-17 mm, Moderadamente susceptible (intermedio para Haemophilus); £14, Resistente

Un reporte “susceptible” indica que es probable que el patógeno sea inhibido por niveles sanguíneos generalmente alcanzables. Un reporte de ” moderadamente susceptible ” indicara que el microorganismo será susceptible si se emplean dosis elevadas o si la infección está limitada a tejidos y líquidos en los cuales se alcanzan niveles antibióticos altos. Un reporte de “resistente” indica que es poco probable que las concentraciones alcanzables sean inhibitorias y se debe seleccionar otro tratamiento.

Los procedimientos estandarizados requieren el uso de microorganismos de control para el laboratorio.

El disco de 30 mg de cefalotina debe dar los siguientes diámetros de zona:

Organismo Zona de diámetro (mm)
E. coli ATCC 25922 15-21
S. aureus ATCC 25923 29-37

Técnicas de dilución– Se emplea un método de dilución estandarizado (caldo, agar, microdilución) o su equivalente con polvo de cefalotina: Los valores de CIM obtenidos se deben interpretar de acuerdo a los siguientes criterios:

CIM (mg/ml) Interpretación
£8 Susceptible
16 Moderadamente susceptible
³32 Resistente

Al igual que las técnicas de difusión estandarizadas, los métodos de dilución requieren el uso de microorganismos de control para el laboratorio. El polvo de cefalotina estándar debe proporcionar los siguientes valores de CIM:

Organismo CIM (mg/ml)
S. aureus ATCC 29213 1-4
E. coli ATCC 25922 1-4
S. faecalis ATCC 29212 >32.0

 

INDICACIONES Y USO

El Cefaclor esta indicado para el tratamiento de las siguientes infecciones cuando son causadas por cepas susceptibles de los microorganismos designados.

Otitis media por S. pneumoniae (D. pneumoniae), H. influenzae, estafilococos y S. pyogenes (estreptococos b-hemolíticos del grupo A) y M. catarrhalis.

Infecciones del aparato respiratorio inferior incluso neumonía por S. pneumoniae,H. influenzaeS.pyogenes(estreptococos b-hemolíticos del grupo A) y M. catarrhalis.

Infecciones del aparato respiratorio superior incluso faringitis y amigdalitis por S. pyogenes (estreptococos b-hemolíticos del grupo A) y M. catarrhalis.

Nota- La penicilina es el medicamento de elección habitual para el tratamiento y profilaxis de las infecciones por estreptococos , incluso para la profilaxis de la fiebre reumática. La American Heart Association (Asociación Norteamericana de Cardiología) recomienda la amoxilina como régimen habitual para la profilaxis de la endocarditis bacteriana para procedimientos dentales, orales y de las vías respiratorias superiores. También recomienda la penicilina V como alternativa racional y aceptable en la profilaxis contra la bacteremia por estreptococo alfa-hemolítico. El Cefaclor generalmente es efectivo para la erradicación de los estreptococos de la nasofaringe; sin embargo, no se disponen en la actualidad de datos sustanciales que establezcan la eficacia de Cefaclor en la prevención subsecuente de la fiebre reumática o de la endocarditis bacteriana.

Infecciones del aparato urinario, incluso pielonefritis y cistitis (por E.coliP. mirabilis, especies de Klebsiella y estafilococos coagulasa-negativo)

Infecciones de la piel y tejido subcutáneo por Staphylococcus aureus y S. pyogenes (estreptococos b-hemolíticos del grupo A)

Nota– El Cefaclor ha demostrado ser eficaz en las infecciones agudas y crónicas del aparato urinario.

Sinusitis

Uretritis gonocócica

Se deben hacer cultivos y estudios de susceptibilidad adecuados para determinar la susceptibilidad a Cefaclor de las bacterias causales.

CONTRAINDICACIÓN

El Cefaclor esta contraindicado en pacientes con antecedentes de alergia al grupo de los antibióticos cefalosporinicos.

ADVERTENCIAS

ANTES DE INSTITUIR EL TRATAMIENTO CON CEFACLOR, ES PRECISO HACER UN INTERROGATORIO MINUCIOSO PARA DETERMINAR SI EL PACIENTE HA TENIDO REACCIONES PREVIAS DE HIPERSENSIBILIDAD AL CEFACLOR , LAS PENICILINAS U OTROS MEDICAMENTOS. EN CASO DE QUE ESTE PRODUCTO SE VAYA A ADMINISTRAR A PACIENTES SENSIBLES A LA PENICILINA , ES PRECISO PROCEDER CON CAUTELA YA QUE SE HA DOCUMENTADO CLARAMENTE HIPERSENSIBILIDAD CRUZADA, INCLUYENDO ANAFILAXIA, ENTRE ANTIBIÓTICOS BETA-LACTAMICOS

Si se presenta una reacción alérgica al Cefaclor la administración del medicamento debe ser suspendida

y el paciente debe ser tratado con agentes antihistamínicos, aminopresores o corticosteroides.

Los antibióticos, incluso el Cefaclor deben ser administrados con cautela a los pacientes alérgicos a esta clase de medicamentos.

Ha habido informes de colitis seudomembranosa con casi todos los antibióticos de amplio espectro, incluso los macrólidos, las penicilinas semisintéticas , y las cefalosporinas; por lo tanto es importante tomar en consideración su diagnóstico en los pacientes que desarrollan diarrea en asociación con el uso de antibióticos. Esta clase de colitis puede ser de una severidad de benigna a de gran riesgo para el paciente. Por lo general los casos benignos de colitis pseudomembranosa responden a la suspensión del tratamiento con el medicamento. En los casos de moderado a grave se deben tomar medidas apropiadas.

PRECAUCIONES

El uso prolongado de Cefaclor puede dar lugar a una hiperproliferación de microorganismos no susceptibles a su acción por lo cual es esencial observar cuidadosamente al paciente. Si durante el tratamiento se presenta una infección sobreagregada, deben tomarse las medidas apropiadas.

Se ha informado de reacciones de Coombs directas positivas durante el tratamiento con los antibióticos cefalosporínicos. En los estudios hematológicos o en la pruebas de compatibilidad sanguínea cuando las pruebas con antiglobulina se realizan en el lado menor , o en las pruebas de Coombs en recién nacidos cuyas madres han recibido antibióticos cefalosporínicos antes del parto , se debe tener en cuenta que una reacción de Coombs positiva puede deberse al medicamento.

El Cefaclor debe administrarse con cautela a los pacientes con marcada insuficiencia renal.

La vida media del Cefaclor en la anuria es de 2,3 a 2,8 horas, razón por la que no suele ser necesario hacer ajuste de dosis en los enfermos con insuficiencia renal moderada o severa. La experiencia clínica de Cefaclor en estas condiciones es limitada; por lo tanto, se deben hacer estudios clínicos y de laboratorio meticulosos.

Se debe ser cauteloso al prescribir antibióticos de espectro amplio a individuos con antecedentes de enfermedad gastrointestinal en especial colitis.

Interacciones del medicamento/Pruebas de laboratorio- Los pacientes que reciben Cefaclor pueden manifestar reacción falso-positivo en cuanto a glucosa en la orina con pruebas en las que se usan las soluciones de Benedict o de Fehling pero esto no sucede con la Gluco-Cinta (papel para la determinación de la glucosuria , Lilly)

Ha habido reportes raros de aumento en el efecto anticoagulante al administrar Cefaclor en forma concomitante Cefaclor y otros anticoagulantes orales (véase Reacciones Secundarias)

Como en el caso de otros antibióticos beta-lactámicos el probenecid inhibe la excreción renal de Cefaclor.

Carcinogénesis, Mutagénesis, deterioro de la fertilidad- No se han realizado estudios para determinar el potencial de carcinogénesis o mutagénesis. Los estudios de reproducción realizados no han revelado evidencia de deterioro en la fertilidad.

USO EN EL EMBARAZO Y DURANTE LA LACTANCIA

Se han hecho estudios de reproducción en ratas y ratones con dosis de hasta 12 veces más altas que la dosis diaria en humanos y en hurones con dosis de 3 veces mas que la dosis máxima diaria en humanos los cuales no demostraron ninguna evidencia de deterioro de la fertilidad ni daño al feto debido al Cefaclor. Sin embargo, no existen estudios adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas. Debido a que los estudios de reproducción ecos en animales no predicen lo que podría ocurrir en seres humanos este medicamento solo se debe usar bajo las instrucciones del médico.

Trabajo de parto y parto– Se desconoce el efecto de Cefaclor en el trabajo de parto y el parto.

Madres lactantes- Se han encontrado cantidades pequeñas de Cefaclor en la leche de madres después de la administración única de 500 mg.El promedio de la concentración fue de 0,18; 0,20; 0,21; 0,16 mg/litro a las 2, 3, 4 y 5 horas respectivamente. A la hora se identificaron trazas de medicamento. Se desconoce cual será el efecto en los niños lactantes. Se debe ser cauteloso al administrar Cefaclor a una mujer que esta lactando.

Uso en pediatría- No se han establecido la seguridad ni la eficacia del uso de este producto en lactantes menores de un mes de edad.

REACCIONES SECUNDARIAS

Las reacciones secundarias mencionadas a continuación se consideraron relacionadas con el tratamiento con Cefaclor.

Hipersensibilidad- Se han observado reacciones alérgicas en 1,5 % de pacientes , tales como urticaria y erupciones mobiliformes (1 en 100 pacientes) al igual que prurito y prueba de Coombs positiva (menos de 1 en 200 pacientes).

Se ha informado de casos de reacciones similares a la enfermedad del suero con el uso de Cefaclor. Estas reacciones se caracterizan por eritema multiforme , exantemas y otras manifestaciones dérmicas acompañadas de artritis y/o artralgia, con o sin fiebre y difieren de la enfermedad del suero clásica en que rara vez se asocian con linfoadenopatía y proteinuria, en que no hay complejos inmunes circulantes y en la falta de evidencia hasta la fecha, de secuelas de la reacción. Si bien se continúa investigando, parece ser que las reacciones semejantes a la enfermedad del suero se deben a hipersensibilidad y ocurren con mayor frecuencia durante o después de un segundo (o subsiguiente) curso de tratamiento con Cefaclor. Dichas reacciones se han reportado con mayor frecuencia en niños que en adultos, con una incidencia global que va de 1 a 200 (0,5%) en un estudio especifico y a 2 en 8346 (0,024%) en todos los estudios clínicos efectuados (con una incidencia en los estudios clínicos en niños de 0,055%) , a 1 en 38000 (0,003%) en reportes espontáneos de efectos adversos. Los signos y síntomas suelen ocurrir unos cuantos días después de iniciado el tratamiento y desaparecen unos cuantos días después de la suspensión del mismo; ocasionalmente estas reacciones han tenido como resultado la hospitalización, la cual suele ser breve ( duración media: 2 a 3 días, basada en los estudios de observación posteriores a la comercialización).En quienes requirieron hospitalización los síntomas al momento de la admisión han variado entre leves a severos, presentándose las reacciones más severas en niños. Parece ser que los antihístaminicos y los glucocorticoides aceleran la resolución de los signos y síntomas. No se han reportado secuelas graves.

Rara vez se han informado reacciones de hipersensibilidad más severas incluso síndrome de Stevens-Johnson, necrólisis epidérmica tóxica y anafilaxia. La anafilaxia puede ser más común en pacientes con antecedentes de alergia a la penicilina.

Gastrointestinales– El efecto más comúnmente reportado fue la diarrea que se presentó en cerca del 2,5% de los pacientes. Existen informes de colitis seudomembranosa concomitante durante o después del tratamiento con Cefaclor. Rara vez se ha informado de hepatitis transitoria o ictericia colestácica.

Otros– Otros efectos que se consideran relacionados con el tratamiento incluye eosinofilia (1 en 50 pacientes), prurito genital o vaginitis (1 en 100 pacientes), y rara vez trombocitopenia o nefritis intersticial reversible.

Relación causal desconocida– Sistema Nervioso Central- Se han informado en raras ocasiones de hiperactividad reversible, nerviosidad, insomnio, confusión, hipertonía, aturdimiento, alucinaciones y somnolencia.

Se han informado anormalidades transitorias en los resultados de los análisis de laboratorio y aunque fueron de etiología desconocida se informan a continuación para alertar al medico sobre el particular:

Hepáticas- Pequeñas elevaciones en la tasa de transaminasa glutámico oxalacética sérica (TGOS), de transaminasa glutámico pirúvica sérica (TGPS) ó de fosfatasa alcalina (1 en 40 pacientes)

Hematopoyéticas- linfocitosis transitoria , leucopenia y en raras ocasiones anemia hemolítica, anemia aplásica, agranulocitosis y neutropenia reversible con posible importancia clínica, como la que se ha reportado con otros antibióticos b lactámicos

Ha habido reportes raros de aumentos en el tiempo de protrombina con o sin hemorragia en pacientes que están recibiendo Cefaclor y warfarina sódica de manera concomitante.

Riñones- Ligeras elevaciones en la tasa de nitrógeno ureico sanguíneo o de creatinina sérica (menos de 1 en 500 pacientes) o urinálisis anormal (menos de 1 en 200 pacientes)

Varias cefalosporinas han estado involucradas en al aparición de convulsiones, particularmente en pacientes con deterioro renal cuando la dosis no se redujo. Si ocurren convulsiones asociadas con el tratamiento se deberá suspender la administración del medicamento. Se puede proporcionar tratamiento anticonvulsivo si esta clínicamente indicado.

SOBREDOSIS

Signos y síntomas- Los síntomas de toxicidad posteriores a una sobredosis de Cefaclor pueden incluir , náusea, vómito, malestar epigástrico y diarrea.

La severidad del malestar epigástrico y la diarrea están relacionados con la dosis. Si se manifiestan otros síntomas es probable que sean secundarios a una enfermedad subyacente, una reacción alérgica ó los efectos de otra intoxicación.

Tratamiento- En el control de la sobredosis, es preciso tener en mente la posibilidad de sobredosis por múltiples medicamentos, interacción entre los medicamentos y farmacocinética poco usual de su paciente. No será necesaria la decontaminación gastrointestinal a menos que se haya ingerido una dosis 5 veces mayor que la dosis normal de Cefaclor. Proteja las vías respiratorias del paciente manteniendo ventilación y perfusión. Controle meticulosamente y mantenga dentro de los límites aceptables los signos vitales, los gases sanguíneos, los electrolitos en suero, etc. La absorción de medicamentos desde el aparato gastrointestinal puede disminuirse con la administración de carbón activado, que en muchos casos, es más efectiva que el vómito o los lavados gástricos ; piense en usar carbón activado en lugar de o concomitantemente al vaciamiento gástrico. La administración de dosis repetidas de carbón activado a lo largo de cierto tiempo, puede apresurar la eliminación de algunos de los medicamentos que se hayan absorbido. Proteja las vías respiratorias del paciente cuando emplee el vaciamiento gástrico o el carbón activado.

No se ha establecido el beneficio de la diuresis forzada , la diálisis peritoneal, la hemodiálisis, o la hemoperfusión con carbón activado para la sobredosis de Cefaclor.

 

POSOLOGÍA Y ADMINISTRACIÓN

El Cefaclor es administrado por vía oral.

Adultos- la dosis usual es de 500 mg cada 8 a 12 horas, de acuerdo con el criterio médico. En las infecciones mas graves tales como neumonía, o en las causadas por microorganismos menos susceptibles, las dosis pueden aumentarse al doble. Se han administrado sin peligros 4 g diarios a personas normales durante 28 días, pero la dosis total diaria no debe exceder esta cantidad.

En el tratamiento de la uretritis gonocócica aguda en hombres y mujeres se administra una dosis única de 3 g en combinación con 1 g de probenecid.

Niños- La dosis usual diaria recomendada para las infecciones leves a moderadas en los niños es de 20 mg/Kg/día, en dosis fraccionadas administradas cada 8-12 horas. En el tratamiento de la bronquitis y neumonía, la dosis es de 20 mg/kg/día, en dosis fraccionadas administradas 2-3 veces al día. En las infecciones más graves, tales como neumonía, otitis media o infecciones causadas por microorganismos menos susceptibles, la dosis recomendada es de 40 mg/kg/día en dosis fraccionadas con una dosis máxima de 1g al día.

El Cefaclor puede administrarse en presencia de insuficiencia renal en cuyo caso por lo general la dosis no es modificada (véase Precauciones).

En el tratamiento de las infecciones por estreptococos beta-hemolíticos, se debe administrar una dosis terapéutica de Cefaclor por lo menos durante 10 días.